¡Qué alguien me explique que son los Panda Projects!

Cuando empecé con la idea de tener un blog, quería escribir sobre viajes (de hecho varios de los artículos se trataron de eso) de mostrar diferentes lugares y qué me había pasado en cada uno de ellos. Experiencias totalmente personales, porque a cada uno le resuenan diferentes cosas del mundo donde vivimos.

El 2020 fue, como todos sabemos, un año absolutamente desafiante por el tema de la pandemia (lamentablemente el 2021 lo sigue siendo) y al ser un fenómeno a nivel mundial me (nos) obligó a quedarnos en casa. Antes de que esto se desatara yo me había preparado con algunos elementos para hacer algo de arte porque por haber pasado otros inviernos en el PNW quería estar preparada para los días lluviosos, grises y cortos… más tarde me di cuenta que esas ideas me ayudarían durante el encierro.

Algunos proyectos que me inventé fueron: sacar fotos durante un mes y a la misma hora al patio de mi casa y al atardecer, pintar macetas, dibujar, aprender a tejer, sacarle fotos a las flores de los vecinos… en fin, todas actividades solitarias. Pero en determinado momento luego de hablar con gente amiga (vía Zoom) y donde todos coincidíamos en cuanto extrañábamos (entre otras cosas) viajar, se me ocurrió hacer un juego colectivo en Instagram y Facebook. A ese proyecto le puse de nombre Panda(por la pandemia, me pareció que era más alegre y creo que todos amamos a los Pandas ;)) y lo de Projects, lo dejé en inglés para usar un solo hashtag 🙂 y en plural porque creo que inconcientemente sabía que no sería el único. Y no me equivoqué 🙂

Mis proyectos solitarios

El primer proyecto fue algo que sentí que era sencillo, porque no implicaba viajar sino abrir una ventana, una puerta o quizás revisar fotos viejas y de paso, hacer un poco de limpieza de nuestros archivos, estoy segura que tenes miles de fotos dando vuelta y pensas: “cómo no borré esto antes” 🙂

Como soy una afortunada de conocer gente que vive en diferentes partes del mundo (y esto fue gracias a los viajes) les pedí a los amigos del hemisferio norte que mandaran fotos del otoño que era la estación que estábamos transitando y a los del sur de la primavera. Y la consigna tenía otro detalle: el que quisiera podía escribir algún sentimiento o pensamiento en referencia a su foto, o al otoño o a la primavera, según el caso.

El resultado fue una gran cantidad de fotos maravillosas, gente entusiasmada y hasta me sorprendí con algún que otro poeta 😉

Todo este trabajo lo fui publicando durante un mes en Instagram y Facebook y al final armé un collage (o mejor dicho cuatro 😉 ) con todas las fotos que fui recibiendo clasificadas por estaciones. Un proyecto lindísimo que creo que también les gustó a todos los que participaron. La idea fue viajar con nuestros ojos.

Acá van las fotos de la primavera 🙂

Y estas fueron las fotos del otoño 🙂

Y estas son algunas de mis fotos de otoños en diferentes lugares…. la que estuvo haciendo limpieza fui yo 😉

Tengo solo palabras de agradecimiento para todos estos amigos que se entusiasmaron e hicieron este juego posible. Los proyectos colectivos son espectaculares porque me mantienen en contacto con las personas y además me generan un compromiso con cada uno que me regala algo suyo, como fotos o palabras.

Me da alegría aportar un poco de buena energía para el mundo. Y si tenes ganas de ver quienes participaron, y que escribieron en sus fotos o dónde las tomaron, te invito a que mires mi Instagram @lauztullio y te enteres de mucho más.

Luego de este proyecto vinieron otros ; ya te seguiré contando o quizás sepas porque estuviste en alguno de ellos; esto fue posible porque muchos de ustedes se sumaron al juego. Muchas, pero muchas gracias a todos por eso 🙂

Definición de la historia del culo

En el último artículo del blog dejé picando una frase que dije que desarrollaría en algún momento y mis fans (que son dos pero valen por cientos por su intensidad) reclamaron que escriba algo YA sobre la misma.

Historias del culo, comenzó siendo una frase familiar que pronto se fue esparciendo por la comunidad. Mis amigos la usaron hasta el cansancio y alguien dijo que debería ser patentada y los más fanáticos que hasta debería ser incorporada al diccionario de español de la Real Academia Española (RAE)… una exageración

Pero no perdamos tiempo y vayamos a la explicación. Habrás notado que estoy tratando de escribir un articulo por semana del blog. Actualmente del último viaje por Vietnam, que a veces siento que no tiene mucho sentido por todo lo que está pasando en el mundo, pero a la vez creo que es un modo de distracción. Y hablando de distraerse, empecé un curso de dibujo online y además a pintar macetas, cosa que me encanta hacer, siento que tengo un nuevo hobbie. Mira si no me quedaron preciosas.

Te pareció que me dispersé que lo que estuve contando no tiene ni pies ni cabeza…perfecto!! Te doy la bienvenida a la HISTORIA DEL CULO, es algo que alguien empieza a contar (ojo podes ser vos mismo porque nadie está exento) y que termina enredado en detalles que no tienen nada que ver y nunca se llega a contar lo que había dado origen a la conversación.

Las historias del culo vienen en varias presentaciones: conversaciones, mensajes de voz en WhatsApp (modo ideal porque una vez que arrancaste nadie te para), por mail, por Zoom… pueden tomar diversas formas e idiomas (las escuché en inglés también) y aparecer en los momentos menos esperados… uno debería estar atento a no estar creando una sin darse cuenta…. son verdaderamente peligrosas.

Las descubridoras y quienes le dieron nombre a estos relatos fueron mis hijas: Sofi y Pau que siendo muy chicas, iban sentadas en la parte trasera del auto, preguntaron entre la inocencia y el hastio por qué X (no daré nombres porque podría ofender a algún conocido) nunca terminaba de contar nada y todo lo que decía no tenía sentido….. chicas bravas!!

Quizás esto pueda ser una historia del culo pero me parece divertido compartirlo. Cuando tendrían entre 6 y 7 años, iban sentadas nuevamente en la parte de atrás del auto , yo manejando en plena hora pico porteña y una de ellas suelta como al pasar: “mamá, que es coger?” La definición de la Real Academia Española, dice que es: asir, agarrar o tomar. Pero para los argentinos estos significados no cuentan. Algo que aprendí, y si hay alguien leyendo con hijos chicos se los recomiendo (siento que estoy en una historia del culo al cuadrado) es que siempre pregunte al infante donde escuchó la palabra antes de contestar… como para darle contexto a la respuesta. Y eso fue lo que hice y ellas muertas de risa me dijeron que a un fulano del colegio todos le dijeron que coger era mirar televisión.. y yo para redoblar la apuesta les pregunté, pero ustedes saben que es y ellas me dijeron: OBVIO, es hacer el amor…. Toma mate 😉

Mis pequeñas demonias

En mi descargo voy a decir que esto no es una historia del culo porque, si bien pegué varias vueltas, llegué exitosa al fin del cuento. Espero que se hayan divertido y que descubran muchas hdc en el futuro.

A cocer que se acaba el mundo

Año 2012 en Calafate

Primero que nada y porque ya me estoy imaginando tu cara de horror, en este título no hay error ortográfico estoy hablando de cocer y voy con la primera definición de la Real Academia Española que es: hacer comestible un alimento crudo sometiéndolo a ebullición o acción del vapor. Esto es algo que esta ocurriendo en muchos hogares debido a la cuarentena, no paro de recibir mensajes de mis amigas diciendo los kilos que se están poniendo encima en estos días.
Si pensabas que la palabra mal escrita era coser, y vuelvo a la RAE: unir con un hilo, generalmente enhebrado con una aguja… estabas totalmente equivocado, porque di muchisimos malos pasos en mi vida (hago referencia a la costurerita) pero de “coser” ni hablar…. Y si pensabas que era con g, que es el real sentido de la frase, no voy a escribirlo porque soy una señora con familia, la cual bastante vergüenza pasa en condiciones normales, así que no creo que haya necesidad de aumentar la dosis.


Vayamos al punto de mi preocupación, todo esto del virus nos tiene a todos un poco chiflados y sobre todo el estar en casa sin contacto físico con el resto del mundo. Hoy mientras desayunaba y trataba de pensar en que hacer durante el día se me cruzó la idea que debería ordenar el placard y fue en ese momento en que todas mis alarmas sonaron. Los que me conocen saben que soy muy desordenada, en algún momento creí que me pasaba por falta de espacio y es lo contrario, a mayor espacio más  quilombo. Probé con el libro de Marie Kondo, el cual me resultó de suma utilidad …. para conciliar el sueño, al minuto de leerlo estaba dormida… intenté leerlo con plena atención, a la tercera página me pegué el embole de mi vida, así que con mucho amor y agradecimiento (es así como ella dice que tenes que tratar a tus objetos) me despedí de su lectura.

Tomé el pensamiento de ordenar mi ropa como algo que no me podía estar pasando a mi, que ese pensamiento de orden traía algo oscuro detrás, al menos no vinieron dos pensamientos juntos: ordenar y limpiar (con este último por suerte no tengo problemas).

Ropa pidiendo a gritos ser clasificada 🙂

Así que respiré hondo, me convencí que nada malo va a ocurrir y puse la ropa en su lugar … te debo la foto del placard porque algo de pudor todavía me queda 🙂

Más allá de estos pensamientos bizarros, te cuento en qué anduve durante la semana, la cual fue climaticamente un bodrio, parece que el invierno decidió quedarse algunas semanas más y eso no está bueno. Pero creo que a partir del próximo miércoles vuelve el sol….Vamoooo!!!

Tenemos un monton de ranitas en este estanque

La semana pasada tuvimos nuestra última reunión con los vecinos manteniendo la distancia en un espacio común, empezamos a hacer reuniones vía House Party y no fue lo mismo que estar juntos pero estuvo divertido. No pudimos encontrarle la vuelta para sacar foto del acontecimiento, pero ya lo lograremos 🙂

También estuve hablando con mi hermano tratando de divertir a mi sobrino que a los dos segundos de vernos con lechuzas de peluche se fue y quedamos haciendo pavadas solos online. Le prometí hacer una obra de teatro con otros muñecos que tengo… Mamma Mia!!!

También estoy terminando el verdadero artículo del blog que espero tenerlo listo pronto asi seguimos viajando. Pero me dieron ganas de reirme un rato de mi misma y compartirlo. Pensé que esto será una sección para escribir cuando me surjan cosas que puedan sacarte una sonrisa. Quedate en casa y cuidate mucho.

Nos vemos pronto