Paseando por Oregon

Hoy te invito a ir a pasear por Oregon donde estuvimos el fin de semana pasado, mas precisamente a Ashland que està aproximadamente a unos 500 kilometros de Portland hacia el sur, cerca del lìmite con California. Es una ciudad muy bella que tiene muchos jòvenes seguramente porque està la Southern Oregon University, muchos artistas, pocos niños, muchos hippies mayores y los papas de Barnaby 🙂
Pero arranquemos por el principio, porque ademas de la ciudad en si misma, el viaje tiene sus cosas interesantes, muchas muy diferentes para mis ojos y seguramente te llamen la atencion a vos tambien.

Para empezar, viajar por autopistas donde no existen las cabinas de peaje, hace unos años hicimos un viaje en auto desde Portland a Los Angeles (2 estados diferentes Oregon y Califormia) y no encontrè ni uno y las rutas  estan en excelente estado, con areas de servicio donde podes parar para descansar y donde los baños estan limpios y bien equipados (hasta con agua caliente) Genial, no?
La ruta para llegar es la Interstatal 5 o I5 que te lleva desde la frontera con Canadà hasta la frontera de Mèxico, impresionante. Te muestro el mapa para que tengas màs idea y una referencia de por donde vas. Amo mirar mapas, quizás deba agradecerselo a una profe de geografía del secundario.

Una de las cosas que impactan es el tamaño de los vehìculos que la recorren, acà se usa muchisimo la casa rodante o como ellos lo llaman el RV, que en algunos casos son gigantes (van fotos). Obviamente hay espacios especiales para recibir semejantes vehìculos, muchas veces en campings y otras en àreas especiales para ellos.
Pero algo que realmente llama la atencion durante el recorrido es la cantidad de àrboles inmensos que hay a lo largo del camino, tienen unos bosques alucinantes que son un recreo para la vista y  para no dejar de maravillarse con la naturaleza.

Una vez en Ashland, que parece una ciudad salida de un cuento, hay varias opciones de actividades.
Como estuve màs de una vez te cuento sobre algunos lugares que visite y aunque parezca exagerado, todavia nos quedaron muchos lugares por visitar, sobre todo al aire libre.

Algo por lo que Ashland es muy conocida es por sus teatros, por ser un lugar no demasiado grande hay una gran variedad de espectaculos, los cuales son muy concurridos, si queres entradas tenes que comprarlas con mucha anticipaciòn. Tenes ademàs con teatros al aire libre, donde siempre hay alguna obra. Su festival mas importante es el Oregon Shakespeare Festival, que es en marzo, pero ademas hay en cartelera alguna obra del autor durante todo el año.

Algo que podes visitar y estàn geniales son las bodegas, los vinos son bastante buenos. Te cuento cuales visitamos: la bodega Weisinger Family es preciosa y como ademàs fabrican miel, tienen un panal de abejas de vidrio donde ves como estan laburando fabricando miel…. da un poco de impresion que se caiga y no quisiera estar ahi si eso pasara, pero la verdad que està bueno ver muy de cerca lo que hacen las abejas.
Tambièn fuimos a Dana Vineyards, mas sencilla pero con vinos super ricos y por suerte sin abejas a la vista.
Pero la que realmente llama la atencion es Belle Fiore, el edifcio es imponente con un salòn para degustaciòn muy elegante, el vino una delicia, sirven unas picadas barbaras y hay ciertos dias que tienen musica en vivo. Nosotros fuimos uno de esos dias, pero como habia una fiesta de casamiento no tuvimos oportunidad de escuchar la musica.
Sin embargo, Michael, una de las personas encargadas de servir vino y contarte acerca de los mismos, creyendo que era francesa (siempre creen que soy algo distinto, en general italiana) me canto a capella La vie en rose y realmente fue fantastico (ojo tampoco es que el muchacho se hizo rogar) Bravo, Michael!!

Si te gustan las actividades al aire libre tambien tenes oportunidad de realizarlas, por ejemplo podes ir a esquiar, nosotros fuimos solo a pasear en medio de una nevada fantastica en Mount Ashland, y realmente vale la pena darse una vuelta por ahì. Y en verano, tenes varios circuitos para caminata en esa misma montaña.

Pero hay mas opciones de montañas, mas faciles o dificiles dependiendo de tu estado fisico, tiempo y ganas de caminar. Nosotros hicimos el Hobart Bluff, una caminata divina que termino en el pico de la montaña con una vista espectacular.
La misma esta en un circuito que se llama Pacific Crest Trail, que va desde Canadà a Mèxico, larga caminata, obviamente nosotros hicimos algo cortito, solo por falta de tiempo 🙂

Otro lugar que te recomiendo es Jacksonville, a unos 20 minutos de Ashland. Llegas ahi y sentis que es un pueblo de cowboys y la gente del lugar explota ese look. Fue uno de los lugares donde arrancò la fiebre del oro y el primer pueblo en Oregon, segun lo que lei en algunos carteles en la ciudad.
Se nota que el lugar es visitado por muchos turistas y està todo cuidado para recibirlos. Como siempre voy a recomendarte donde podes comer las mejores ribs que te puedas imaginar y si no me crees, te muestro la foto. El lugar se llama Front Porch, andate asì nomas porque es cero elegancia y esto que te muestro se come con las manos. Llegamos ahí por casualidad, un dia a las 2 de la tarde cuando todos los demas restaurantes estaban cerrados y tuvimos mucha suerte porque nos encanto la comida.
Tambièn tenes lugares elegantes como para un desayuno, estilo americano, nunca entendi como comian tanto y mezclado en el desayuno y ahora me converti en una fan… Cambia todo cambia.
El lugar es Jacksonville INN ubicado en uno de los edificios historicos, que tiene un cartel que dice (y una pena que no le saque una foto)
GENTLEMEN: THANK YOU FOR NOT WEARING TANK TOPS IN JACKSONVILLE INN, o sea, flaco musculosa acà no y yo lo hago màs extensivo y probablemente quede como una señora mayor (que es lo que soy) pero la musculosa en los hombres NO GARPA. Ya me daran su parecer.
No quiero perder el foco y te paso foto de mi desayuno. Tambien se puede almorzar y cenar. 
En Jacksonville los fines de semana hay ferias de artesanos, varios lugares de degustaciòn de vinos y si te gusta hacer compras muchos negocios con cosas muy lindas, desde ropa, joyas hasta cosas para la casa, muchas alfombras tejidas a mano, una belleza. Vale la pena la visita
Pero volver a Portland tambien tiene su cosa divertida, como te contè la otra vez a mitad de camino esta Eugene con sus lugares para tomar una cerveza y la Universidad con su estadio de futbol y exactamente del otro lado de la autopista esta Springfield, que es algo que vuela la cabeza y sin embargo no hay muchas referencias a los Simpsons, una pena, solo este mural y este cartel donde hace unos años estuvo la persona que hace la voz de Lisa, que no tengo idea como es en ingles porque para mi los Simpsons hablan en español 🙂

Igual emociona. Ver en la autopista el cartel que dice SPRINGFIELD te hace pensar (o al menos a mi) que vas a entrar dentro de la historieta a visitar a Homero, Bart, March, Lisa y Maggie.
Ojalá hayas disfrutado del paseo tanto como yo.

Publicado por Laura Tullio

Soy una persona en constante movimiento, me encanta aprender cosas nuevas, viajar, la buena mesa, caminar por la naturaleza y detenerme a mirar todo lo que pasa alrededor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: